Lección 9 Nuestro adversario y nuestra lucha | Vivir con integridad y sabiduría

El audio de la clase en Fuente Álamo:




Cuando estudiamos en la clase anterior el libro de Job hicimos referencia a que Satanás tiene poder limitado sobre nuestras vidas y que a veces lo reprendemos en situaciones que ni siquiera tienen sentido. Hoy vamos a profundizar más en ese tema, acerca de nuestro adversario "Satanás" y nuestra lucha espiritual.


Este tema es muy importante, para que sepamos cuál es nuestra lucha y aprendamos a valorar adecuadamente a nuestro adversario, ni subestimándolo, ni dándole un poder o importancia que no tiene realmente.


Tenemos un adversario y este es Satanás como bien nos advierte la Biblia en:

1 Pedro 5:8 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;


¿De dónde viene el nombre de nuestro adversario y qué significa?


¿Cómo es nuestro adversario?

Génesis 1:31 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

31 Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.


Toda la creación de Dios era buena, incluido Satanás. Satanás en principio era un ángel y fue creado sin mal, porque la esencia de Dios es lo bueno, justo, no el mal ni el pecado. En algún momento entre Génesis 1:31 y Génesis 3:1 hubo una rebelión de esos ángeles, entre ellos Satanás a la cabeza que dio como lugar lo siguiente:


Judas 6 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Y les recuerdo de los ángeles que no se mantuvieron dentro de los límites de autoridad que Dios les puso, sino que abandonaron el lugar al que pertenecían. Dios los ha tenido firmemente encadenados en prisiones de oscuridad, en espera del gran día del juicio.


Desde ese momento ante la rebelión de esos ángeles que habían conocido a Dios cara a cara en toda su gloria y sabiduría, Dios los encarceló en su oscuridad, en su rebelión y pecado y por eso no tienen la oportunidad de arrepentirse ni de ser perdonados, porque aún conociendo toda la grandeza de Dios lo despreciaron y no lo adoraron como tal. Su juicio ya está determinado, su fin tiene fecha.

2 Pedro 2:4 Traducción en lenguaje actual (TLA)

Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los mandó al infierno. Y allí están, encadenados en la oscuridad, hasta que llegue el día en que Dios juzgará a todos.



Satanás no pelea cara a cara con Dios, o de tú a tú como a veces se nos pinta en las películas. Para empezar Satanás es un ser creado, no está al nivel de Dios, mientras que Dios es omnipotente, Satanás no lo es. Satanás opera dentro de la permisividad de Dios y tiene que pedirle permiso para hacer ciertas cosas, y Dios lo concede con un fin y propósito. Pero además de esto, Satanás al perder su lugar de autoridad como ángel de Dios, perdió parte de esa autoridad y poder y está incluso por debajo de los ángeles de Dios que sí se mantuvieron en obediencia a Dios. Satanás no ha evolucionado ni se ha hecho más fuerte con el tiempo, sigue teniendo poder, pero el que Dios le permite que tenga, pero Satanás no es autor de poder como para poder crecer en fuerza. Recordemos, es un ángel caído.

Isaías 14:12-15 Nueva Traducción Viviente (NTV)

12 »¡Cómo has caído del cielo, oh estrella luciente, hijo de la mañana! Has sido arrojado a la tierra, tú que destruías a las naciones del mundo. 13 Pues te decías a ti mismo: “Subiré al cielo para poner mi trono por encima de las estrellas de Dios. Voy a presidir en el monte de los dioses, muy lejos en el norte. 14 Escalaré hasta los cielos más altos y seré como el Altísimo”. 15 En cambio, serás bajado al lugar de los muertos, a las profundidades más hondas.



Algunos atribuyen a Dios el origen del pecado, pero esto es imposible porque es justamente lo contrario a su esencia. Satanás fue el que al rebelarse dio comienzo al origen del pecado que luego se transmitió a la humanidad.

Juan 8:44 La Palabra (España) (BLP)

44 Vuestro padre es el diablo e intentáis complacerle en sus deseos. Él fue un asesino desde el principio y no se mantuvo en la verdad. Por eso no tiene nada que ver con la verdad. Cuando miente, habla de lo que tiene dentro, porque es mentiroso y padre de la mentira.



Satanás no lucha de tú a tú con Dios, sino ya lo hubiera eliminado. Dios en cambio si lo puede eliminar cuando le plazca, pero si no lo hace es porque tiene un propósito, y ya ha determinado su fin en el día del juicio.


Como Satanás no puede eliminar a Dios, va a poner todo su empeño en eliminar a la creación más valiosa de Dios, es decir, al ser humano, que ha sido creado a imagen y semejanza de Dios (estamos por encima de los ángeles en importancia para Dios). Satanás quiere destruir todo aquello que sea la imagen de Dios. Y para ello se va a valer a todo tipo de cosas que luego veremos para robar, matar y destruir.

Juan 10:10 Nueva Traducción Viviente (NTV)

10 El propósito del ladrón es robar y matar y destruir; mi propósito es darles una vida plena y abundante.



Para ese objetivo que tiene Satanás de destruir al ser humano, no tiene poder ilimitado, de hecho si lo tuviera ya no existiría nadie. Solamente puede operar hasta donde Dios le ha puesto límites y le deja actuar, y hasta donde Dios le da permiso especial en ciertas circunstancias. La eficacia de su poder radica en gran parte hasta donde nosotros le demos lugar, pero luego hablaremos más sobre esto.


¿Hasta dónde llega su poder o influencia?


Veamos primero:


La eficacia de Satanás en su plenitud actúa sobre aquellos que se hallan en rebeldía contra Dios, para los que viven en Cristo su eficacia está muy limitada, más adelante veremos esto.


2 Corintios 4:4 Traducción en lenguaje actual (TLA)

La buena noticia nos habla de la grandeza de Cristo, y Cristo a su vez nos muestra la grandeza de Dios. Ese mensaje brilla como la luz; pero los que no creen no pueden verla, porque Satanás no los deja.


Digamos que Satanás pone obstáculos y trabas en sus mentes y corazones para que no resplandezca la luz del evangelio, pero ese poder también está limitado puesto que el evangelio alcanza a muchas vidas que luego son transformadas por Cristo.


Marcos 4:15-17 Traducción en lenguaje actual (TLA)

15 Las semillas que cayeron en el camino representan a los que escuchan las buenas noticias, pero luego viene Satanás y hace que olviden todo lo que oyeron.

16 »Las semillas que cayeron entre piedras representan a quienes oyen el mensaje del reino de Dios y rápidamente lo aceptan con gran alegría.17 Pero como no lo entienden muy bien, la alegría les dura muy poco. Tan pronto como tienen problemas, o son maltratados por ser obedientes a Dios, se olvidan del mensaje.


Hay personas que reciben con agrado el evangelio pero es muy superficial el calado de ese toque en sus corazones, no ha habido arrepentimiento, aman más al mundo y entonces viene Satanás y les hace olvidar todo. Por otro lado están aquellos que reciben un evangelio de falsas esperanzas, un evangelio que sólo les promete bienestar, realmente no ha habido una conversión genuina y cuando enfrentan problemas y se dan cuenta de que Dios no es el genio de la lámpara de Aladino, se olvidan de Él; detrás de esto también está Satanás obrando.


Lucas 22:3-6 Traducción en lenguaje actual (TLA)

Entonces Satanás entró en el corazón de Judas Iscariote, uno de los doce discípulos, y le puso la idea de traicionar a Jesús. 4 Judas fue a hablar con los sacerdotes principales y con los capitanes de los guardias que cuidaban el templo, y se puso de acuerdo con ellos para entregarles a Jesús. Ellos se alegraron y prometieron darle dinero. Judas aceptó, y empezó a buscar la oportunidad de estar a solas con Jesús para entregarlo.


Todos sabemos cómo acabó Judas, colgado de un árbol. Esa es la intención de Satanás con todas las personas, que se destruyan así mismas, aprovechándose para esto de las debilidades y concupiscencias de cada corazón. Satanás sabe por dónde puede tentarte, no porque conozca tu interior o pensamientos, sino porque te observa, o más bien, los demonios te observan porque Satanás no es omnipresente.


Lucas 13:16 Traducción en lenguaje actual (TLA)

16 y esta mujer vale mucho más que un buey o un burro, porque es descendiente de Abraham. Si Satanás la tuvo enferma durante dieciocho años, ¿por qué no podría ser sanada en un día sábado?»


Esta es una historia de una buena mujer judía que había vivido enferma 18 años debido a Satanás. Esto nos muestra que Satanás tiene poder para enfermar vidas, pero tampoco todas las enfermedades que le ocurren a los inconversos son debidos a demonios, solamente en ocasiones y para eso debemos pedir discernimiento espiritual en el caso de que se presente la ocasión de orar por la persona. No podemos estar reprendiendo demonios a la ligera, y menos delante de la persona que se puede ofender al decirle indirectamente que está endemoniada. Cuando hacemos esto no estamos siendo sabios para con los de afuera, y además quizá le estemos otorgando un papel de más importancia a Satanás del que realmente tiene.


Recordemos que estamos hablando sobre los inconversos, más adelante hablaremos de este tema referente a los hijos de Dios.



En ocasiones, no siempre, Satanás posee vidas y toma control de ellas. Si todas las personas estuvieran poseídas, este mundo sería un caos absoluto. Ya en parte lo es, pero si se diera esta circunstancia con cada persona inconversa entonces apaga y vamonos.

De alguna manera que no entendemos, Dios no permite que todos los inconversos sean poseídos.


Ejemplos de endemoniados encontramos a varios en los evangelios, por ejemplo, el endemoniado gadareno en Lucas 8.


Ahora veamos el poder o influencia de Satanás sobre los hijos de Dios:



Para empezar tenemos que decir que el poder de Satanás sobre un hijo de Dios es totalmente nulo, es decir, no tiene poder sobre nuestras vidas. Otra cosa es la influencia que puede ejercer sobre nuestras vidas, que es de hecho limitada y ya hablaremos en adelante de esto más detenidamente, vayamos paso a paso.

Vamos a demostrar esto con algunos versículos:

Al igual que con Job, en el caso de Pablo, vemos que un mensajero de Satanás, es decir, un demonio, atormentaba de alguna manera a Pablo, se cree que con una enfermedad. A Job le pasó lo mismo, pero todo esto ocurrió por permiso de Dios y siempre con un propósito que era para bien para la vida de ambos.


En el caso de Pablo vemos que el fin de este permiso de Dios era impedir que Pablo se volviera orgulloso, puesto que tenía todos los requisitos para poder sentirse orgulloso y envanecerse, por su sabiduría y por su ministerio tan exitoso (mayor que el del resto de apóstoles), pero Dios no lo permitió y para ello se usó de un permiso a Satanás que lo atormentaba con una enfermedad supuestamente. Así que aquí vemos un caso específico, una excepción rara, de un hijo de Dios siendo enfermo por causa de un demonio, esto no es lo normal, pero los planes de Dios y sus pensamientos se escapan a los nuestros y Dios se usa de todo cuanto quiere para sus propósitos, aún del mismo Satanás y sus demonios.


Entonces, si fue Dios quien lo permitió, ¿para qué reprender al demonio de enfermedad? Estaríamos yendo en contra de la voluntad de Dios. De hecho, en ningún momento vemos a Pablo reprendiendo aquí al demonio, sino que dice que le rogó a Dios por tres veces que lo quitara de él, pero entendió que Dios no quería quitarlo y entonces lo aceptó con agrado.


Si Cristo vive en nosotros, ni el pecado ni Satanás tienen poder sobre nosotros, hemos sido totalmente libres, la sangre de Cristo nos ha librado de toda esclavitud.


Si somos templo de Dios, somos casa de Dios y en esa misma casa no puede haber cabida para Satanás. Somos propiedad de Dios, no de Satanás, por tanto, Satanás no tiene poderes notariales sobre nosotros y no puede cruzar la valla, el muro de protección de Dios, porque somos propiedad privada de Dios.


El precio que Dios pagó por nosotros es muy alto, por tanto, una vez más la Palabra nos asegura de que somos propiedad de Dios y Satanás ya no tiene ni parte ni suerte en nosotros. Somos la heredad de Dios, su herencia, su propiedad y tesoro más preciado.


Además, el diablo está vencido, Cristo ya lo venció por mí en la cruz. Esta victoria ya venía advertida desde el mismo Génesis.

Génesis 3:15 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.


Satanás ha intentando detener el reino de Dios, hiriendo el talón (calcañar) de Cristo. Pero Cristo le dio el golpe mortal en la cruz al asestarle un golpe en la cabeza a Satanás. Su fin está determinado, su derrota ya está garantizada. Ahora mismo Satanás opera por tiempo limitado y bajo el permiso de Dios.





Por tanto:



En la próxima lección seguiremos hablando de todo esto.


Profesor: Josué Sánchez Conesa


29 vistas

© 2018 por JOSUÉ SÁNCHEZ CONESA

  • Facebook Clean
  • Twitter limpio
  • YouTube Clean