Lección 8 Interpretando la Biblia (1ª Parte)




Pasamos hoy a una tercer y última área y es la de la INTERPRETACIÓN de las Escrituras, es decir, las normas a tener en cuenta a la hora de interpretar la Biblia correctamente; a esto se le llama técnicamente "HERMENÉUTICA".


Vamos a empezar primero viendo los tipos de contexto a tener en cuenta a la hora de interpretar los textos bíblicos; iremos desarrollando poco a poco cada uno de estos contextos en las próximas clases, ahora sólo vamos a verlos de manera introductoria.


El contexto de género se refiere a tipo de literatura con la que escribe el autor de ese libro o texto, en el resto de la clase vamos a ver esto con más profundidad.


El contexto literario viene a ser lo que dice antes y después de un versículo o de un párrafo, es decir, cada texto tiene un contexto inmediato, un contexto dentro del libro y un contexto dentro de toda la Biblia.


El contexto teológico es ver qué dice el resto de la Biblia acerca de esa enseñanza o doctrina, porque no podemos aislar un versículo o texto del resto de la Biblia aunque parezca decir algo contradictorio.


El contexto histórico nos ayuda a entender mejor el texto porque nos dice qué estaba pasando en aquella época en la cual se escribió ese texto.


El contexto cultural nos ayuda a entender mejor el texto porque nos sumerge en la cultura de la época en la cual se escribió ese texto y nos ayuda a comprender muchas cosas que culturalmente distan de nuestra realidad coa y de nuestra época actual.


Por ejemplo, el texto que nos habla en los evangelios acerca de la última cena de Jesús con sus discípulos puede ser mucho mejor entendido cuando conocemos el contexto cultural de cómo eran las mesas y cómo se sentaban y lo que implicaba los distintos lugares en la mesa.


A esta forma de poner las mesas se le conoce como triclinio, y era la forma habitual en la época de Jesús. El encargado de decir cómo se tenían que situar los invitados era el anfitrión, es decir, Jesús, y no se hacía a dedo, sino que tenía un por qué. En este caso, Jesús, el anfitrión ocupa el lugar representado por el cubo amarillo en la imagen. A su derecha ocupando el primer lugar (cubo azul en la imagen) se encuentra su hombre de mayor confianza, que en este caso era Juan el discípulo amado por lo que nos arroja el texto bíblico. Al lado izquierdo de Jesús (el otro cubo azul en la imagen), se sentaba el invitado de honor, que en este caso fue Judas Iscariote, quien luego traicionó a Jesús, porque nos dice el texto bíblico que mojo el pan en el mismo plato que Jesús. Y por último, en el último lugar de la mesa (el cubo marrón), era ocupado por la persona de menor importancia entre los invitados, si no había un esclavo que se encargara de lavarle los pies a los invitados (como era costumbre de la época), la persona encargada de hacerlo era el que se sentara último en la mesa, y en este caso ese era Pedro, ¿cómo lo sabemos? porque Jesús decidió lavar los pies de todos sus discípulos como muestra de amor y servicio y el último al que le lavó los pies fue Pedro, siguiendo el orden de la mesa.


Al entender estas cosas sacamos muchísima más profundidad de lo que ocurrió en aquel lugar. Jesús le estaba dando una gran lección a todos y en especial a Pedro, el cual se creía el mejor del grupo, pero esa lección se la dio con mucho amor.


El contexto gramatical y de traducción nos ayuda a saber interpretar un texto en base a sus normas gramaticales y también nos ayuda a profundizar en algunas palabras que al ser traducidas a nuestro idioma pierden significado.


Por ejemplo, la palabra AMOR en el español es solamente una, pero en el griego koiné (griego del nuevo testamento) tiene 3 usos que son: ÁGAPE (Amor incondicional); FILEO (Amor condicional); EROS (Amor romántico y erótico).


Veamos un texto en el que podemos perder mucha profundidad del mensaje que nos transmite solamente por este hecho:


En la primera ocasión Jesús dice: Simón (Pedro), ¿ágape? (¿me amas incondicionalmente?), a lo que Pedro responde de forma inconsciente: Sí Señor, yo fileo (te amo condicionalmente).

En la segunda ocasión pasa exactamente lo mismo.

En la tercera ocasión Jesús cambia su pregunta y le dice: Pedro ¿fileo? A lo que Pedro responde entristecido porque Jesús le estaba diciendo si le amaba condicionalmente, y Pedro le dice, sí Señor, yo fileo, tú conoces todo, conoces mi corazón.


Como podemos observar, en español la traducción siempre es con la palabra AMOR, pero vemos que en griego, en este caso, se están utilizando dos palabras diferentes que en realidad arrojan mucha más profundidad y enseñanza a estos versículos, puesto que una cosa muy diferente es amar incondicionalmente y otra condicionalmente. Sea como fuere, el amor del Señor sobre Pedro a pesar de su respuesta sigue siendo fiel y sigue contando con él para apacentar sus ovejas y esto habla muy bien de Dios, de la paciencia, misericordia y gracia que tiene con nuestras vidas.


Vamos ya entonces a hablar del Contexto de Género con más profundidad.



Entonces, el género literario muestra lo que el autor planea usar para escribir su

obra afectando definitivamente la manera en la que él espera que sus palabras

sean entendidas. Yo no sé si ustedes recuerdan, pero cuando salió el código Da

Vinci, mucha gente lo tomó como que era una historia, como que era un libro

científico, como que era una historia real y en realidad era una novela. Y el

autor, Dan Brown, tiene que poner un apunte al final del libro, en donde él

dice: “Esto es pura ficción”.


Por lo tanto, voy a cuidarme en entender si son reales o ficticios. Como ustedes ven, entonces, el género es sumamente importante. Cada narración, poesía, proverbio, profecía o parábola en la Biblia, debe ser examinado e interpretado de manera distintiva.


Veamos un ejemplo:



Este texto está muy mal interpretado en muchas ocasiones porque la gente lo toma como una promesa para sí y para otros, y realmente ¿es una promesa? ¿Es algo que está dado para todos los creyentes? ¿Cómo lo debemos tomar? La interpretación del texto, no está en el texto propiamente tal, sino en el género en el cual fue escrito. El libro de los

Hechos es una historia particular, de eventos particulares de la iglesia en un

momento determinado de su historia. Por lo tanto, no son promesas para todos

los creyentes, sino que es una manera de descubrir las cosas que el Señor hizo

para que yo pueda obtener de ellos principios universales. Pero, no es una promesa para todos los creyentes lo que Pablo le dijo al carcelero de Filipos; así como tampoco es una condenación cuando Ananías le miente a Pedro y Pedro le dice: “No has mentido a los hombres, sino a Dios” Hechos 5:1-5 (RV60). Y en ese momento, dice que Ananías cayó muerto en el piso y cuando entró la esposa y le hizo la misma pregunta, ella también cayó muerta en el piso. Eso significa que cada vez que yo me pare delante del pastor y el pastor me diga: ¿Eso es cierto o falso? Y yo en mi debilidad le mienta, no significa que voy a caer muerto en el suelo, porque esa es una historia ¿Cómo puedo descubrir eso? Descubriendo el género en el que fue escrito. Por lo tanto, el género me ayuda a descubrir la intención del pasaje.


Epístolas:

Las epístolas son ideales para empezar a estudiar la Biblia, son fáciles de entender porque siguen un razonamiento lógico, van progresando desde un punto inicial a un punto final. Además, son óptimas para el análisis en profundidad porque sus verdades son inagotables. Recordemos que las Epístolas establecen el fundamento doctrinal junto con los Evangelios.


Efesios 2:20 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo.


Narrativa:

Relato histórico.

La Biblia está llena de relatos históricos, tenemos que ver el por qué de ese relato a la luz de la historia redentora que engloba a la Biblia. Y respecto a las narrativas del A.T. la clave es ver la enseñanza que nos deja y ésta tiene que ser respaldada por el N.T.


Romanos 15:4 RV60

4 Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.


Poesía:

Expresión de los sentimientos y emociones usando todo tipo de figuras literarias para dar belleza al texto, tales como las metáforas o exageraciones. El factor distintivo de la poesía es su apelación a las emociones, tanto como a la imaginación.


Los Salmos por ejemplo son poesía. Generalmente los salmos se escribieron para ser cantados. Es muy importante ver primero los sentimientos del salmista y separarlos del final o conclusión que habla de la voluntad de Dios.


Por ejemplo, Salmo 55:4-6 son los sentimientos del salmista, de aquí yo no puedo sacar enseñanza, para ello me tengo que ir al final para ver lo que Dios dice en el v.22.


Parábolas:

Era el método de comunicación para enseñar verdades espirituales de Jesús. Son relatos breves de historias reales o de ficción que ilustran un principio moral.


Proverbios y literatura de sabiduría:

Son principios para vivir sabiamente, pero no son promesas o verdades universales.


Profecía:

Es la más difícil de interpretar. Hay que situar muy bien en el tiempo la profecía y hacia quién va dirigida.


Os dejo acá un resumen de a qué genero literario pertenece cada libro de la Biblia:



45 vistas

© 2018 por JOSUÉ SÁNCHEZ CONESA

  • Facebook Clean
  • Twitter limpio
  • YouTube Clean