Lección 2 ¿Es confiable la Biblia? 2ª Parte | Introducción a la Biblia




¿Quién creéis que es el peor enemigo de la Biblia?

El peor enemigo de la Biblia no es el ateo, no es Satanás… el peor enemigo de la Biblia es el cristiano que no la lee y que no la vive, que no la valora como lo que es… el cristiano que no habla de ella, el cristiano que la lee mal o la mal interpreta a su antojo.


Vamos a dar unos primeros puntos que atestiguan de la veracidad de la Biblia:


LA SUPERVIVENCIA DE LAS ESCRITURAS:


Durante la ocupación de Israel por los sirios, Antíoco Epífanes en el siglo II a.C. se esforzó para destruir toda copia de los Santos Escritos. Alrededor del año 167 antes de nuestra era, el rey de la dinastía seléucida Antíoco Epífanes ordenó destruir todas las copias de las Escrituras Hebreas porque quería imponer la religión griega a los judíos. Sus funcionarios «hicieron pedazos y quemaron los rollos de la Ley allá donde los encontraban -escribió el historiador Heinrich Graetz-, y mataron a quienes hallaban leyéndolos en busca de fortaleza y consuelo».


El emperador Romano, Diocleciano en el año 303 d.C. decretó la muerte de todos los cristianos y la destrucción de todos los Sagrados Escritos. Centenares de miles de creyentes fueron ejecutados y miles de manuscritos fueron destruidos. Publicó un edicto por el que se privaba de sus derechos civiles a los cristianos libertos, se ordenaba la demolición de las iglesias y se mandaba la entrega de las Biblias para ser quemadas. De más está decir que el edicto no logró su objetivo, aunque hubo dirigentes cristianos que se plegaron a las amenazas y entregaron Biblias. Se les llamó traditores, esto es, entregadores [de la Biblia]. La palabra traditor es de donde procede también la palabra traidor.


En la Inquisición en la Edad Media, algunos dirigentes religiosos les molestaba que los laicos predicaran lo que la Biblia enseña en lugar de los dogmas católicos. Acusaban de hereje a cualquier laico que tuviera libros bíblicos a excepción de los Salmos en latín. Cierto concilio eclesiático ordenó que en cada parroquia algunos hombres hicieran lo siguiente: «Buscar con diligencia, lealtad y frecuencia a los herejes […] en todas las casas y cámaras subterráneas que están bajo sospecha. […] La casa en la que se encuentre un hereje sea destruída». Durante el tiempo de la inquisición en Europa hubo penalidades increíbles, incluyendo la muerte por incineración en estacas, para cualquiera que se atrapara con una copia de las escrituras.


Ataques contra la Biblia siguen siendo publicados sin cesar en todas partes, en periódicos, revistas, libros, radio, televisión e Internet. Las universidades más prestigiosas del mundo, instituciones seculares y religiosas continúan su ataque frontal por medio de la crítica radical. La supervivencia de la Biblia atestigua de la inspiración divina. ¡Dios mismo la ha preservado!


LA UNIDAD DE LA BIBLIA:


La Biblia contiene 66 libros y fue escrita por aproximadamente 40 autores en un período de aproximadamente 1600 años, escritos en tres continentes y en tres diferentes idiomas: hebreo, arameo y griego. En toda ella encontramos una armonía asombrosa, sin contradicción, ni errores ni conflictos. Al unirlo todo, se conforma un solo libro que contiene una historia que empieza con Génesis y va a terminar en el Apocalipsis. Todas sus partes encajan juntas.


¿Puede usted imaginarse tomar a 40 personas distintas, en un período de 1.600 años, de países y ocupaciones diferentes y decirles que escriban de manera independiente y sin haber leído lo que los otros han escrito? ¡Una todo lo escrito y verá la mezcla que obtendrá! Aun así, usted tiene esta maravillosa unidad en la Palabra de Dios.


CUMPLIMIENTO DE PROFECÍAS:


No hay otro libro que tenga la autoridad en la profecía como la Biblia. Cientos de profecías escritas en las Sagradas Escrituras se han cumplido literalmente y ello muchas veces siglos después. Esto no es así con el Corán, escritos del budismo y confucianismo o las profecías de Nostradamus, etc. Permítame darle otra razón por la cual usted puede creer que la Biblia es la Palabra de Dios y que es una de las más grandes pruebas de su inspiración. Las profecías cumplidas de la Biblia. Este libro, la Biblia, tiene predicciones de cosas que han de suceder y sucederán, pues ha predicho cosas antes de que estas sucedieran, y han sucedido.


Alguien dijo una vez que usted puede tomar a un hijo de Dios, ponerlo en un calabozo con una Biblia y una vela, encerrarlo y aislarlo, y sabrá más de lo que está pasando y pasará en el mundo con la Palabra de Dios, que todos los expertos conocidos.

Podríamos estudiar toda clase de profecías cumplidas, pero tomemos sólo como ejemplo aquellas relacionadas a la persona de Cristo.



Sus enemigos dirán: "Por supuesto, cumplió todas estas profecías, ¡porque las acomodó! Sencillamente arregló que cumpliría estas profecías". Bien, si usted lo cree permítame decirle algunas de las cosas que arregló.


Primero, decidió nacer en Belén. ¿Usted decidió dónde nacer? Miqueas 5:2 menciona la profecía que se cumplió en Mateo 2:1-5.


En Isaías 7:14 habla que iba a nacer de una virgen.


En Zacarías 9:9 habla que iba a entrar en Jerusalén sobre un pollino.


Luego planeó ser ejecutado en una cruz. ¿Sabía usted que, si lee el Salmo 22, escrito por David siglos antes de que Jesús naciera, encontrará una descripción de la crucifixión de Jesucristo, escrita como si alguien estuviera ante la cruz? Es algo asombroso que esté escrito como si alguien fuera testigo ocular de la crucifixión de Cristo. Este solo salmo contiene 33 profecías directas cumplidas en el Calvario, a pesar de haber sido escrito 1.000 años antes del nacimiento de Cristo. Y es aún más intrigante que cuando David escribió esta profecía, la pena capital practicada por los judíos era la lapidación, no la crucifixión. Los romanos ni siquiera habían asumido el poder. La crucifixión era una forma de ejecución romana, pero usted encuentra la crucifixión descrita en el Salmo 22.


La Biblia profetizó que iba a ser traicionado por Judas, Salmo 41:9 “Hasta mi amigo más íntimo, en quien yo confiaba, el que comió mi pan, se puso contra mí”.


La Biblia profetizó que Judas lo traicionaría exactamente por 30 piezas de plata en Zacarías 11:12. Usted puede leer sobre el cumplimiento de esto en Mateo 26:15.

Y aquí está el "arreglo" clásico: planeó levantarse de los muertos y ser visto por más de 500 testigos. Algunos afirman que los apóstoles estaban alucinando. ¿Así que 500 personas alucinando al mismo tiempo? ¿Y alucinando lo mismo? ¿Estaría dispuesto alguien a morir por una mentira? No. La gente puede vivir por una mentira, pero nadie moriría voluntariamente por una mentira, sabiendo que es una mentira. Los primeros seguidores pusieron su vida por fe.


La mayoría de estas profecías no fueron cumplidas por sus amigos sino por sus enemigos, aquellos que tenían más que perder con el cumplimiento de las mismas. Mateo 26:56 dice: "Pero todo esto ha ocurrido para que se cumplan las Escrituras de los profetas...". Las profecías cumplidas son una prueba increíble de la inspiración de la Biblia.


LA EXACTITUD CIENTÍFICA:


La exactitud científica confirma a la Biblia como la Palabra de Dios.

Uno de los hechos científicos fundamentales, que usted y yo aceptamos hoy como verdadero, es que el planeta Tierra está suspendido en el espacio. Las culturas antiguas no siempre fueron conscientes de esto. Los antiguos egipcios solían creer que la Tierra era sostenida por pilares. Los griegos creían que un gigante llamado “Atlas” cargaba el mundo en su espalda. Y los hindúes creían que la Tierra descansaba en los lomos de gigantescos elefantes. Pero alguien dijo: -Un momento, ¿sobre qué están parados los elefantes? La respuesta fue: -Los elefantes están parados sobre una gigantesca tortuga. - ¿Y sobre qué está parada la tortuga? -preguntó otro. La respuesta fue: -Bien, esa tortuga está parada sobre una gran serpiente enrollada. - ¿Y sobre qué está parada la serpiente? -inquirió otro. La conclusión fue que la serpiente se encontraba nadando en un gran mar cósmico. ¡Esa era la ciencia de ese entonces!


Cuando usted y yo tomamos la Palabra de Dios no encontramos algo parecido a la mitología. Job habló del Señor diciendo: "Él despliega el norte sobre el vacío y suspende la tierra sobre la nada"(Job 26:7). Es probable que el libro de Job sea la pieza literaria más antigua conocida por el hombre (incluso más antigua que el libro de Génesis). ¿Cómo supo él que la Tierra se suspendía en el espacio? Sólo pudo saberlo por inspiración divina.


Obviamente hay muchas más evidencias científicas, pero quería dejar al menos una de ellas a modo de ejemplo.


Por último y la más importante:


VIDAS Y FAMILIAS TRANSFORMADAS:


No hay otro libro que haya tenido tanta influencia para bien en el mundo como la Biblia. Ha transformado la vida de individuos, matrimonios, familias y de naciones enteras. Las doctrinas bíblicas han inspirado la más alta moralidad, amor al prójimo, elevadas leyes de países civilizados y la fundación de hospitales, orfanatos, colegios, universidades, etc. Cada día miles de personas experimentan la presencia de Dios y su Poder para vivir una nueva vida moral y espiritual. Ellos sienten que al recibir a Cristo tienen paz y la seguridad de que están reconciliados con Dios.



Vamos a ver las objeciones y supuestos errores que dicen que tiene la Biblia.


Los musulmanes, por ejemplo, ellos afirman que lo que nosotros tenemos hoy es una versión irremediablemente corrupta de la original. ¿Cómo sabemos que ellos se equivocan?


Es importante que tengamos la plena garantía y certeza de que nuestras biblias modernas son confiables y autoritarias al igual que los textos originales.



Entonces podríamos preguntarnos, si solamente son inerrantes los manuscritos originales ¿de qué nos sirven las copias si pueden tener errores?


TRES PRUEBAS DE FIABILIDAD:


Hay tres criterios estándar por medio de los cuales la autenticidad y la integridad de los textos antiguos pueden ser juzgadas:


1. La cantidad de manuscritos – ¿Cuántos manuscritos antiguos hemos descubierto? Cuantos más mejor.

2. La calidad de esos manuscritos – ¿Son los manuscritos que tenemos consistentes o presentan variaciones?

3. El intervalo de tiempo entre cuando el manuscrito original fue escrito por el autor y los manuscritos más antiguos que tenemos en nuestra posesión (generalmente, cuanto más corto es el intervalo, mayor es la fiabilidad.)


ANTIGUO TESTAMENTO:


Cantidad de manuscritos

Debemos admitir—como la mayoría de libros de antigüedad— que hay relativamente pocos manuscritos del Antiguo Testamento. Esto es debido a que eran elaborados con pieles de animales que no duraban tanto como las tablas de arcilla u otros medios. Además, el Antiguo Testamento fue escrito por gente nómada (los Israelitas) que estuvo bajo subyugación política durante mucho tiempo. Otra razón para su escasez se debe a su reverencia por la Palabra de Dios. Los escribas hebreos quemaban o enterraban los manuscritos desgastados o defectuosos. Por supuesto, este efecto negativo en la cantidad se vuelve positivo cuando se trata de calidad.


Calidad de los manuscritos

Los manuscritos del Antiguo Testamento tienen una calidad casi excepcional debido a la diligencia de un grupo de escribas llamados los Masoretas quienes copiaron el Antiguo Testamento entre los siglos V y IX d.C. Un erudito lo puso de esta manera, “[Los Masoretas tenían] especificaciones no sólo para la clase de pieles que se debían usar y el tamaño de las columnas, sino que incluso había un ritual religioso que el escriba debía realizar antes de escribir el nombre de Dios. Las reglas gobernaban qué clase de tinta debían usar, el espaciado entre palabras y prohibían que escribieran cualquier cosa de memoria. Las líneas, y hasta las letras, eran contadas metódicamente. Si se encontraba que un manuscrito contenía un solo error, era descartado y destruido.”


Intervalo de Tiempo

¡El descubrimiento de los rollos del Mar Muerto en 1947 fue un gran acontecimiento! Desenterró más de 100 copias de libros del Antiguo Testamento que databan de entre los años 200 a.C. al 68 d.C. Son casi idénticos a los que datan de los años 500 d.C., o 1300 d.C. Esto sólo muestra cuán cuidadosamente fue transmitido el texto con el tiempo.

En resumidas cuentas, los rollos del Mar Muerto nos dan un nivel de confianza de que nuestras copias son muy cercanas a los documentos originales - una confianza que no tenemos con ningún otro texto de hace tanto tiempo atrás.


NUEVO TESTAMENTO:


Cantidad de manuscritos

Tenemos más de 5.700 manuscritos griegos del N.T. que oscilan desde principios del siglo II d.C. hasta el siglo XVI d.C.

Cuando se incluyen las primeras traducciones árabes, latinas y coptas, tenemos hasta 25.000 manuscritos antiguos.


Calidad de los manuscritos

Respecto a la calidad de estos manuscritos, es cierto, no obstante, la calidad de los manuscritos del Nuevo Testamento es inferior a la de los del Antiguo Testamento. Existen más interpretaciones variantes, aunque estas usualmente se deben a asuntos de ortografía u orden de palabras, no asuntos de doctrina. Sin embargo, debido a que hay tantos manuscritos del Nuevo Testamento disponibles, al comparar las lecturas, el original puede ser reconstruido. El resultado de la ciencia de la crítica textual es un texto casi puro, y la mayoría de los problemas textuales restantes tienen respuestas razonablemente seguras.

Los críticos señalan estas inconsistencias y luego afirman que la Biblia no es confiable. Pero la verdad es que menos del 1% de estas inconsistencias son verdaderamente significativas en nuestra comprensión del texto y cuando estas inconsistencias se presentan la mayoría de las traducciones las reconocen en las notas a pie de página. Los traductores de la Biblia no están tratando de esconder nada.

¿Por qué hay tantas copias? ¡Porque el Nuevo Testamento contiene buenas nuevas! El evangelio de Jesucristo está contenido en estas páginas. Los apóstoles y los primeros cristianos querían que el evangelio llegará a tantas personas como fuera posible. Ellos querían que todos supieran que Dios había provisto un camino para que la gente pecadora se reconciliara con su Creador, si tan sólo se arrepentían de su pecado y confiaban en la vida, muerte, resurrección y reinado de Cristo—¡podían ser salvos de la ira de Dios!

Esto son buenas noticias y por eso se copió y distribuyó ampliamente, dando lugar a menudo a los tipos de variaciones que acabo de mencionar.


Intervalo de tiempo

Finalmente, pasamos a la prueba del intervalo de tiempo para los manuscritos del Nuevo Testamento. Recuerde, este es el período de tiempo que existe entre cuando el manuscrito original fue escrito y los manuscritos más antiguos que tenemos actualmente. El intervalo de tiempo para el Nuevo Testamento es inusualmente corto para escritos antiguos, lo que significa que el Nuevo Testamento es muy fiable. Algunos de nuestros manuscritos son de los siglos III y IV. Otros datan dentro de los 100 años estimados de la fecha del manuscrito original, como es un manuscrito del evangelio de Juan que data del año 150 d.C.


¿TIENE ERRORES LA BIBLIA?


La Biblia no puede errar porque es Palabra de Dios, y Dios no se equivoca. No significa que no haya dificultades en la Biblia, las cuales no se deben a la revelación perfecta de Dios, sino a nuestra comprensión imperfecta, así que cuando nos encontramos con un supuesto error o contradicción, en realidad el problema no está en la Biblia, el problema está en nosotros que no sabemos interpretarla o no estamos entendiendo.


La mayoría de las críticas caen en alguna de las siguientes categorías:


Confundir Nuestra Interpretación Humana Falible con la Revelación Divina Infalible:


A pesar de que la Biblia es infalible, las interpretaciones humanas no lo son. Aunque la Palabra de Dios es perfecta (Salmos 19:7), mientras existan seres humanos imperfectos habrá interpretaciones erróneas de la Palabra de Dios y puntos de vista equivocados acerca de su contexto.


Algunos pasajes son difíciles de entender o parecen contradecir alguna otra parte de la Escritura. Santiago parece decir que la salvación depende de las obras (Santiago 2:14-26), mientras que Pablo enseña que es una gracia de Dios. Pablo dice que los cristianos son "salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe" (Efesios 2:8-9; Romanos 4:5, LBLA). Tanto Santiago como Pablo hablan del fruto espiritual que siempre acompaña a quien ama a Dios. Un verdadero hijo de Dios es salvo por fe por medio de la gracia de Dios, pero un verdadero hijo verifica que es salvo porque da fruto de buenas obras, así que Santiago y Efesios no se contradicen.


No Entender el Contexto:


El error más común de todos los intérpretes de la Biblia, incluyendo a algunos estudiosos importantes, es no leer el texto dentro de su contexto. Como dice el dicho: "Un texto fuera de contexto sirve como pretexto".


Asumir que un Informe es Falso por tener algunas diferencias:


Con frecuencia los críticos llegan a la conclusión precipitada de que un informe es falso por estar incompleto o tener algunas diferencias. El hecho de que dos o más relatos del mismo suceso tengan diferencias, no significa que sean mutuamente excluyentes.

Mateo 28:5 dice que había un ángel en la tumba después de la resurrección; mientras que Juan nos informa que había dos (v. 20:12). Pero estos informes no se contradicen. Una regla matemática infalible puede explicar fácilmente este problema: donde hay dos, siempre hay uno. Mateo no dijo que había sólo un ángel. Pudo haber un ángel en la tumba en un punto de esa mañana tan confusa y dos en otro momento. Tendríamos que agregar la palabra "sólo" al relato de Mateo para que contradijera al de Juan. Pero si el crítico se acerca a los textos para mostrar que están equivocados, entonces el error no está en la Biblia, sino en el crítico.


Similarmente, Mateo (27:5) nos informa que Judas se ahorcó; pero Lucas dice que "se reventó por la mitad, y todas sus entrañas se derramaron" (Hechos 1:18, RVR1995). Una vez más, estos relatos no se excluyen mutuamente. Si Judas se colgó de un árbol y éste estaba a la orilla de un barranco de esa área rocosa, su cuerpo pudo haber caído sobre rocas filosas, derramando sus entrañas como Lucas describe con tanta viveza, por poner un ejemplo de lo que pudo haber pasado. O simplemente del peso muerto, se soltó de la soga y al golpear el suelo se desparramó. Y respecto a la supuesta contradicción de que fueron los sacerdotes los que compraron el campo y no Judas, si estudiamos la cultura de ese tiempo, las monedas realmente pertenecían a Judas, por eso los sacerdotes no quisieron usarlas como ofrenda, porque provenían de un acto inicuo y de una persona inicua, entonces lo usaron para comprar el campo, y al usar su dinero es como si el campo lo estuviera comprando esa misma persona, es decir, Judas. Una vez más nos damos cuenta que el error no está en la Biblia, sino en nosotros que no hemos sabido interpretarla.


Por ejemplo, la famosa confesión de Pedro en los evangelios, en donde cada uno lo escribe de una forma:


En Mateo dice: "Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente" (16:16, RVR1995)

En Marcos: "Tú eres el Cristo" (8:29, RVR1995)

En Lucas: "El Cristo de Dios" (9:20, RVR1995)


Aún los Diez Mandamientos, "escritos por el dedo de Dios" (Deuteronomio 9:10), se enuncian con variaciones la segunda vez que fueron registrados (compare Éxodo 20:8-11 con Deuteronomio 5:12-15).


Hay muchas diferencias entre los libros de Reyes y Crónicas en cuanto a su descripción de sucesos idénticos; sin embargo, no albergan ninguna contradicción en los sucesos que narran.


Olvidar que la Biblia No es un Texto Técnico o científico sino que está escrito en un lenguaje coloquial:


Para ser verdadero, un escrito no tiene que usar lenguaje erudito, técnico o el así llamado lenguaje "científico". La Biblia está escrita para el hombre común de toda generación; por lo tanto, utiliza vocabulario de uso diario.


Sin embargo, no es más científico hablar del sol "deteniéndose" (Josué 10:12) que la tierra dejó de girar (Josué 1:15). Los meteorólogos todavía se refieren a la "salida del sol" y la "puesta del sol", porque es un lenguaje coloquial. En realidad, no sale el sol ni se pone, sino que la tierra está girando.


El lenguaje humano no se limita a un modo de expresión. Así que no hay razón para suponer que en un libro inspirado por Dios se haya utilizado sólo un género literario. La Biblia muestra muchos recursos literarios. Tiene libros enteros escritos como poesía (ejemplo, Job, Salmos, Proverbios). Los evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas) contienen parábolas. En Gálatas 4, Pablo utiliza una alegoría. El Nuevo Testamento abunda en metáforas (2 Corintios 3:2-3; Santiago 3:6), símiles (Mateo 20:1; Santiago 1:6), hipérboles (Juan 21:25; 2 Corintios 3:2; Colosenses 1:23) e incluso figuras poéticas (Job 41:1). Jesús empleo la sátira (Mateo 19:24; 23:24). En resumen, las figuras retóricas son comunes en toda la Biblia. La utilización de figuras retóricas por parte del escritor bíblico no es un error, la falla está en que el lector tome literalmente las figuras retóricas.


Obviamente, cuando la Biblia habla del creyente que descansa a la sombra de las "alas" del Señor (Salmo 36:7), no significa que Dios sea un ave emplumada. Cuando la Biblia dice que Dios "despierta" (Salmo 44:23), como si estuviera dormido, significa que se dispone a actuar.


Son errores con frecuencia ortográficos o en nombres o números que no alteran el mensaje o la doctrina:


Se han encontrado errores genuinos en copias de textos de la Biblia hechas cientos de años después que los originales. Dios sólo pronunció el texto original de la Escritura, no las copias. Por tanto, sólo el texto original está libre de errores. La inspiración no garantiza que toda copia salga sin errores, especialmente en copias de copias de copias. Por ejemplo, en la versión King James (KJV), 2 Reyes 8:26 dice que el rey Ocozías tenía 22 años, mientras que 2 Crónicas dice 42. Este último número no puede ser, porque haría a Ocozías más viejo que su padre. Obviamente, este es un error del copista, pero no altera la infalibilidad del original.


En primer lugar, estos son errores de las copias, no de los originales.


Segundo, son errores mínimos (con frecuencia en nombres o números) que no alteran la enseñanza.


Tercero, estos errores de copista son relativamente pocos.


Cuarto, generalmente por el contexto u otra parte de la Escritura sabemos dónde está el error. Por ejemplo, Ocozías debe haber tenido 22 años.


Finalmente, aunque haya un error del copista, el mensaje llega completo.


Por ejemplo, si usted recibiera una carta con la siguiente frase, ¿asumiría que puede recoger algún dinero?



Entre más errores de este tipo haya (cada uno en un lugar diferente), más seguro estará del mensaje original. Por eso los errores de los escribas en los manuscritos no afectan el mensaje básico de la Biblia.


En resumen, la Biblia no puede errar, pero los críticos sí, y lo han hecho. Los errores que hay son en las copias, y en ningún momento son errores doctrinales, sino ortográficos o de números, y son menos del 1% de toda la Biblia. Por último decir, que los supuestos errores y contradicciones de los críticos o que nos encontramos al leerla, no son errores en la revelación de Dios, sino una mala interpretación nuestra.
61 vistas

© 2018 por JOSUÉ SÁNCHEZ CONESA

  • Facebook Clean
  • Twitter limpio
  • YouTube Clean