¡Haz que Dios sea lo primero en tu vida!


Aquellas ocasiones en las que has deseado comenzar una nueva etapa en tu vida, ¿te has enfocado en aquello que es más necesario para alcanzar tu objetivo? ¿Le has dado prioridad?


“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).


“Primeramente…” significa “en primer lugar”, indica prioridad.


La palabra griega para principio es “protón”. A nivel científico, el protón es una partícula situada en el núcleo del átomo. ¿Y sabías qué? Ese protón posee una carga eléctrica positiva.


El Creador es siempre anterior a la creación. Él es el principio, y Él es también el fin: “Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último” (Apocalipsis 22:13).


Reflexiona sobre cuáles son aquellas cosas que pones en primer lugar en tu vida, aquello a lo que le das prioridad. ¿Actúas como si Dios ocupara el primer lugar:

en tus relaciones?en tu vida familiar?en tus sueños y proyectos?en la manera en que te tratas a ti mismo?


Jesucristo es el “protón” divino. Él es el centro, el núcleo alrededor del cual nuestra vida debe girar. ¡Él nos da esa energía positiva que nos hace tanta falta!


La Biblia dice que “[Dios] da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen” (Romanos 4:17).


Así es cómo Dios actúa en nuestra vida. Cuando Dios habla, la creación entera se pone en movimiento para obedecerle. Cuando ponemos primero a Dios frente a todo lo demás, le damos libertad para que Él cree nuevas cosas en nuestra vida, para que las llame a existencia.


Querido(a) amigo(a), te animo a poner a Dios en el centro de todo lo que hagas y de todo lo que deseas: que Él sea tu prioridad, el centro de tu ser, el centro de tus sueños, el centro de tus proyectos.


Te invito a orar conmigo: “Señor, quiero darte el primer lugar en mi vida. Desde el momento en el que me levanto haz que mis pensamientos se vuelvan hacia ti para que pueda poner todo en Tus manos. Tú conoces mis sueños y mis proyectos. A partir de hoy, te cedo el primer sitio para que puedas actuar plenamente en mi vida. En el Nombre de Jesús, ¡Amén!”

2 vistas

© 2018 por JOSUÉ SÁNCHEZ CONESA

  • Facebook Clean
  • Twitter limpio
  • YouTube Clean