¡Eres la respuesta De Dios!



Habitualmente, Dios usa a personas para bendecir a otras personas. Después de todo, somos el cuerpo de Cristo (mira Corintios 12:27), y creo que nos corresponde a nosotros, como hijos(as) de Dios, manifestar Su amor a todo el mundo. Tenemos el privilegio de enviar ese pequeño mensaje de ánimo a esa persona que conocemos, o de ofrecer nuestro hombro a ese amigo que lo necesita (mira Mateo 19:19).


Recibí hace algún tiempo este testimonio de una lectora de “Un Milagro Cada Día”:


“Uno de los mensajes decía: “Dios te usará para bendecir la vida de alguien”. Efectivamente, al día siguiente recibí una llamada de una amiga con la que no tenía contacto desde hacía 2 años. Ella sentía una fuerza que la empujaba a llamarme. Estaba al borde del divorcio, completamente desesperada, y pensaba incluso en suicidarse. Ese día oré por ella, la reconforté y pedí también oración a mis conocidos por ella. Desde entonces, su situación conyugal ha sido restaurada, y ella se encuentra mucho mejor”.


Querido(a) amigo(a), has sido rescatado(a) con la sangre de Jesús, y ahora Él vive en ti. Es por ello que Dios puede usarte en la vida de otras personas para bendecirlas y compartir con ellas la respuesta a todas sus necesidades: ¡Jesús!


Te invito a orar conmigo: “Señor, permíteme amar como tu amas, y ser así un canal de bendición para otras personas. ¡Señor, úsame para bendecir, consolar y levantar a las personas! En el Nombre de Jesús, ¡Amén!”.

8 vistas

© 2018 por JOSUÉ SÁNCHEZ CONESA

  • Facebook Clean
  • Twitter limpio
  • YouTube Clean